jueves, 1 de marzo de 2012

Valeriana ( Valeriana officinalis )




Valeriana 
Valeriana officinalis
Nombre Común:
Valeriana, valeriana común, valeriana de las boticas o valeriana medicinal, alfeñique, hierba o yerba de los gatos.

Parte Utilizada:
Se emplean los órganos subterráneos (rizoma, raíces y estolones) desecados, enteros o fragmentados (Valerianae radix).

Acción Farmacológica:
Los preparados de raíz devaleriana poseen acción sedante e inductora del sueño. Sin embargo, a pesar de los numerosos estudios farmacológicos y clínicos realizados, todavía no se conocen bien los principios activos ni su mecanismo de acción. Parece ser que algunos componentes del aceite esencial como el valerenal y, en particular, el ácido valerénico, contribuyen a la actividad de la droga. Este último, por ejemplo, posee acción espasmolítica y miorrelajante. Además, junto a otros sesquiterpenos relacionados, tiene un efecto sedante ligado a la inhibición del catabolismo del GABA. Actualmente, se cree que la acción sedante de preparados carentes de valepotriatos (infusión, tintura) debe ser atribuida al sinergismo entre los diferentes componentes y los productos de degradación de aquéllos (baldrinales).

Principios Activos:
Aceite esencial (0,3-1%) que contiene monoterpenos: ésteres de bornilo, canfeno y pinenos, entre otros; sesquiterpenos: valerenal y valeranona, principalmente; y ácidos de sesquiterpenos menos volátiles: ácido valerénico y ácido acetoxivalerénico.

Otros constituyentes de la droga son: ácido gamma-aminobutírico (GABA), glutamina y arginina, en proporciones relativamente elevadas.
La droga desecada a una temperatura inferior a 40ºC contiene 0,5-2,0% de valepotriatos, entre los cuales predominan valtrato e isovaltrato acompañados de pequeñas cantidades de didrovaltrato y de IVHD-valtrato. No obstante, se trata de productos termolábiles muy inestables, generalmente ausentes en los preparados habitualmente empleados (infusión, extractos, tintura).
Se encuentran, también, trazas de alcaloides (valerianina, alfa-metilpirrolilcetona).

Referencias:
Es uno de los grandes fármacos para el equilibrio nervioso. Se usa mucho como sedante y calmante en el histerismo, manifestaciones neurasténicas (insomnio, neurosis, calambres abdominales (cólicos), hiperexcitabilidad, etc.), en las alteraciones menopáusicas y como antiespasmódico en sentido lato. Se emplea en trastornos convulsivos con buenos resultados, sola o asociada a anticonvulsivantes. En algunas mujeres su uso como sedante suave puede tener el efecto opuesto, provocando excitación.

Tiene efectos psicoactivos sobre el comportamiento de los gatos,2 que parecen ser placenteros puesto que su olor les atrae para consumirla. El extracto fermentado de valeriana o su infusión se aplica fumigado en agricultura ecológica para proteger a las plantas de las heladas tardías.

Advertencia:

Si bien los preparados de valeriana no producen somnolencia al día siguiente después de su administración, no se recomienda su empleo inmediatamente antes de conducir vehículos o de utilizar maquinarias peligrosas, ya que pueden disminuir el estado de vigilancia de los pacientes 1-2 horas después de su administración.
Cuando se prescriba para combatir el insomnio, es recomendable administrar una dosis a media tarde y, si fuera necesario otra una o dos horas antes de irse a dormir. Si se toma inmediatamente antes de acostarse produce con relativa frecuencia reacciones paradójicas, especialmente sueño intranquilo con hipersomnia
Se ha descrito un caso de síntomas benignos (fatiga, calambre abdominal, tensión en el pecho, mareo ligero, temblor de manos, y midriasis) tras la ingestión de unos 20 g de raíz de valeriana que desaparecieron a las 24 h. La valeriana desprende un intenso olor nauseabundo; se recomienda prescribir formas galénicas que eviten este inconveniente.

Formas de Preparación:

Adultos: dosis única, 2-3 g de droga (por ejemplo, en infusión), o dosis equivalentes de extractos secos, o 1-3 ml de tintura (1:5, etanol 70% V/V).
En caso de tensión, inquietud e irritabilidad, hasta tres veces al día. Como ayuda para dormir, una dosis única de media a una hora antes de ir a dormir, con una dosis previa durante la tarde si es necesario.
Niños de 3 a 12 años sólo bajo supervisión médica: dosis proporcionales a las de adultos, según peso corporal, como infusión o extracto seco.
NOTA: los preparados de raíz de valeriana están contraindicados en niños menores de tres años.

1 comentario:

Anónimo dijo...

a una niña de tres años con 17 kilos de peso cuantas gotas se le pueden edministrar?

Publicar un comentario