miércoles, 7 de marzo de 2012

Eucalipto ( Eucalyptus globulus Labill )




Eucalipto  
Eucalyptus globulus Labill


Nombre Común:
Eucalipto.

Parte Utilizada:
La droga (Eucalypti folium) está constituida por las hojas de las ramas adultas.

Acción Farmacológica:

El aceite esencial es antitusivo, expectorante y antiséptico. La hoja, además de poseer estas actividades, es hipoglucemiante.
El aceite esencial le confiere una marcada acción antiséptica, especialmente sobre las vías respiratorias, tanto en uso interno como por inhalación o por vía rectal (la esencia se elimina por vía respiratoria). La actividad antiséptica ha sido demostrada frente a varias cepas bacterianas siendo especialmente eficaz frente a Streptococcus sp.
Tiene efecto mucolítico y expectorante. En experimentación animal se ha demostrado que el aceite esencial es capaz de aumentar el volumen de producción del flujo del tracto respiratorio.
En cuanto a la actividad antitusiva, se ha demostrado la eficacia del aceite esencial administrado en animales por vía inhalatoria, siendo ésta algo inferior a la codeína.
Respecto a la actividad hipoglucemiante, el extracto acuoso ha demostrado mejorar el transporte de 2-deoxiglucosa, la oxidación de la glucosa y la incorporación de la glucosa al glucógeno. Además, mejora la secreción de insulina en líneas celulares pancreáticas.
En uso externo es antiséptico, antiinflamatorio y cicatrizante.


Principios Activos:

Aceite esencial (1,5 a 3,5 %): cuyo componente principal es el 1,8-cineol o eucaliptol. Otros componentes minoritarios del aceite esencial son aromadendreno y globulol.
Acidos fenoles: gálico, gentísico, cafeico y ferúlico.
Flavonoides: rutósido, quercitrósido, isoquercitrósido, hiperósido y eucaliptina (5-hidroxi-6,8-dimetil-7,4'-dimetoxi-flavona).
Euglobales y macrocarpales: terpenos resultantes de la condensación de una acetogenina de tipo floroglucinol y un mono- o sesquiterpeno, respectivamente.
Triterpenos derivados del ácido ursólico (2-4 %).
Taninos hidrolizables.


Referencias:

Las hojas son anticatarrales, balsámicas y expectorantes. Tiene poder antiséptico además de febrífugo. Reduce los niveles de azúcar en el plasma sanguíneo. Por su poder antiséptico y su agradable aroma se usa en multitud de preparados industriales para combatir los resfriados. Se considera que el aceite esencial está indicado, tanto por vía interna como externa, para el tratamiento sintomático de los catarros de las vías respiratorias altas. Además, por vía externa, para afecciones reumáticas.
En un estudio clínico se ha demostrado la capacidad descongestionante nasal del aceite esencial durante la primera hora después de inhalación.
Popularmente se emplea la infusión de las hojas para tratar afecciones respiratorias y externamente como antiséptico.


Advertencia:
En referencia al aceite esencial: Se ha comprobado que estimula la función de los microsomas hepáticos, con lo que se acelera el proceso de catabolismo, lo que puede reducir el efecto de otros medicamentos administrados concomitantemente. Está contraindicado cuando existan inflamaciones del tracto gastrointestinal, de las vías biliares o insuficiencia hepática. En experimentación animal no se han observado efectos embriotóxicos o fetotóxicos, aunque si se ha demostrado que el 1,8-cineol es capaz de atravesar la placenta y estimular los enzimas hepáticos fetales. Debido a la falta de documentación en humanos debe evitarse su uso en embarazo y lactancia, sin supervisión médica.


El aceite esencial no debe ser aplicado directamente el la cara, especialmente en la nariz de lactantes y niños pequeños. El eucaliptol es neurotóxico y epileptógeno.
Se considera que la ingestion de 30 ml de aceite esencial es letal en adultos, sin embargo, dosis mucho menores (4-5 ml) han resultado fatales. Los síntomas tóxicos son rápidos, en forma de ataque. Se produce ardor epigástrico, dolor abdominal, vómitos espontáneos, problemas respiratorios, broncoespasmo, taquipnea seguida de depresión respiratoria. La pérdida de consciencia puede evolucionar a coma y en niños pueden producirse convulsiones. La detoxificación se inicia con la administración de carbón activo y sorbitol para el lavado gástrico. En niños puede ser necesaria la intubación endotraqueal cuando la ingesta de un volumen grande es todavía reciente.


Formas de Preparación:
Por vía interna:0,05-0,2 ml/dosis; 0,3-0,6 ml diarios.

En cápsulas: 100-200 mg, 2-5 veces al día.
Por vía inhalatoria: 12 gotas de aceite esencial en 150 ml de agua hirviendo.
Linimentos con 25 % V/V de aceite.
Ungüentos con 1,3 % V/m de aceite, tres veces al día.
En tabletas: 0,2-15,0 mg desleídas lentamente en la boca.
En lavados bucales al 0,91 mg/ml; 20 ml dos veces al día.



1 comentario:

Florencia Victoria dijo...

me gusta mucho tu blogs , lo sigo hace mucho.. hoy te quiero invitar al blogs que junto a mi mejor amiga escribimos Diaro De Una Dueña De Casa http://cotidaneidades.blogspot.com/2014/04/la-apariencias-enganan.html gracias!!

Publicar un comentario